Noticias

La inauguración del MIRAS Araucanía convocó a autoridades locales y regionales, quienes participaron de un recorrido especial junto a la coordinadora general del museo, Claudia Ríos. 

 

© Imágenes de Cristóbal Saavedra, Campus Villarrica

En el CIDS Michel Durand Q. de la UC en Villarirca, el 2022 comenzó con la inauguración del MIRAS Araucanía, un museo al aire libre y que invita a la región entera a conversar sobre la sustentabilidad y educarnos en su cuidado. 

El pasado 4 de enero el Complejo Interdisciplinario para el Desarrollo Sustentable, Michel Durand Q. (CIDS), celebró la inauguración del Museo Interactivo Regional de Agroecología y Sustentabilidad, MIRAS Araucanía, un espacio al aire libre que se encuentra al interior del complejo y que invita a toda la comunidad a adquirir herramientas para el cuidado de nuestros ecosistemas.

El museo es un proyecto ejecutado desde el Centro UC de Desarrollo Local (Cedel UC) de la Pontificia Universidad Católica de Chile en Villarrica, a través del programa Ciencia Pública del Ministerio de Ciencias, Conocimiento, Tecnología e Innovación.

La inauguración contó con la presencia de diversas autoridades de la comuna y de la región, como la Municipalidad de Villarrica, la seremi de Ciencias Macrozona Sur, Olga Barbosa, el coordinador de la Red de Centros y Estaciones Regionales UC (RCER UC), Sergio Guitart, la representante de la oficina regional para Latinoamérica de Siemens Stiftung, Ulrike Wahl, además de miembros del sector educacional de la zona.

 

51800104738 d128309ae8 k

El director del MIRAS Araucanía, Martín Bascopé, realizó una breve explicación de cada una de las estaciones y la
misión con la que se levanta el museo, durante una ceremonia que contó con el reconocimiento de
un equipo compuesto por más de diez personas, además de todos y todas quienes han colaborado en esta misión. 

 

Un museo para la región

Según explica el director del museo y académico del Campus Villarrica de la UC, Martín Bascopé, el MIRAS busca convertirse en una “incubadora de regeneración ecológica, a través de proyectos que surjan en colaboración con actores educativos, con escuelas y con organizaciones sociales de toda la Región de La Araucanía”.

El MIRAS Araucanía estudia los procesos biológicos que se observan en las cuencas hidrográficas como la que encontramos en Villarrica, una cuenca que se encuentra mediada por el lago Villarrica, o Mallolhafkenh según su nombre en mapuzungun. Sin embargo, el ejemplo busca ser una representación amplia sobre la realidad de nuestros territorios.  

“Aunque esté alojado en Villarrica, las temáticas son totalmente transversales a las comunas”, agrega la coordinadora general del museo, Claudia Ríos. “La ubicación en Villarrica es estratégica porque estamos al borde de un lago, al lado del humedal, pero todas las temáticas que abordamos son totalmente aplicables a territorios de la zona sur”.

“Es un museo regional, es importante que lo digamos y que tiene esa misión y esa visión también”, señala por su parte la seremi de Ciencias Macrozona Sur, Olga Barbosa, quien también estuvo presente durante la inauguración del museo, “desde el punto de vista de la educación, es importante instar a la gente a que venga a conocer el museo, porque en el fondo este es un museo vivo, no es estático”.

51799034657 6aafebe26a k

El museo busca generar conversaciones en torno a la sustentabilidad, a través de una experiencia que involucre otros sentidos
que nos permitan apreciar la diversidad biológica y cultural del territorio. 

Ciencia y cultura

Por su parte, el director del Campus Villarrica de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Gonzalo Valdivieso, asegura que el museo nos invita a debatir sobre “los desafíos de la sustentabilidad, entender cómo se mueve el agua, la energía, la alimentación, entender, desde este territorio, el vínculo entre sus temas ecológicos y su cultura, particularmente vinculado al pueblo mapuche”.

El museo cuenta con una estación que se centra en el Museo Leandro Penchulef del Campus Villarrica, un espacio que cuenta con diversos hallazgos arqueológicos de la cultura mapuche y que ilustra, a través de un recorrido guiado por la directora del museo, Mariela Cariman, la historia ancestral del territorio.

“[El MIRAS] pone la cultura mapuche junto a la ciencia occidental en el lugar que a ambos le merecen”, afirma Barbosa, “es en un lugar donde dialogan y creo que eso le hace honor a su misión que tiene que ver con valorar la territorialidad. No es un museo que está escindido de su realidad, sino que todo lo contrario, está completamente involucrado en ella”.

 

51800104628 8407598f62 k

La primera estación del museo presenta la impresión de una hoja de nalca en cemento, la que busca ilustrar el comportamiento de una
cuenca hidrográfica como lo es el Lago Villarrica, y los efectos de las acciones humanas sobre estos territorios. 

 

Hacia la sustentabilidad

El museo cuenta con distintas estaciones que recorren de formas dinámicas las características que describen a una cuenca hidrográfica, pero, además, entrega enseñanzas que fomentan el desarrollo de la sustentabilidad.

El MIRAS Araucanía es una iniciativa que dialoga directamente con el quehacer del Cedel UC”, señala el director del Centro, Gonzalo Salazar, “al ser un espacio abierto a la comunidad donde se les entrega herramientas a los visitantes para convertirse en agentes de cambio, con perspectivas que valoren la diversidad cultural y biológica de nuestro territorio”.

Las palabras de Salazar son apoyadas por la seremi de Ciencias, quien asegura que el museo nos habla de sustentabilidad desde una mirada crítica. “[El museo] desarrolla el concepto de la sustentabilidad, que hoy en día está súper manoseado (…) tenemos que realmente entenderlo, desarrollarlo, porque es esencial (…) tenemos que buscar cómo se logra esto, algo que no está resuelto, y que se aprende a través de estas estaciones con una metodología súper innovadora y efectiva”.

Si quieres asistir al museo, puedes hacerlo de manera gratuita y también agendar un recorrido guiado a través del sitio web del museo, donde podrás encontrar más información acerca de los horarios de visita. Ingresa en MIRAS,cl y agenda hoy tu recorrido. 

 

51799978271 ad29f1fa43 k

Hacia el final del recorrido, el museo invita a los y las asistentes a realizar un compromiso con el medio ambiente. Esto se realiza
depositando una pieza de color azul al interior de la tómbola que se ve en la imagen; el objetivo es más adelante contar
con una tómbola repleta de piezas que ilustren el fortalecimiento de los compromisos realizados por ciudadanos y ciudadanas. 

 

Equipo MIRAS Araucanía

Este proyecto contempla la participación de un equipo de 6 profesionales y un comité asesor creativo de 5 personas conformadas por: 

Director, Martín Bascopé.

Coordinadora general, Claudia Ríos.

Encargado Huerta Agroecológica El Boldo, Iván Marifil.

Directora de comunicaciones, Sofía Rojo.

Director de contenidos, Tomás Ibarra.

Director Creativo, Gonzalo Salazar.

Comité asesor creativo: Alejandro Durán, Alberto Dittborn, Cynthia Alderstein, Jimena Luna, Mariela Cariman

El Congreso contó con la participación de académicos del Campus Villarrica e investigadores del Centro UC de Desarrollo Local en la moderación de paneles y en la presentación de las charlas magistrales. En la imagen, el doctor en Ocio, Andrés Ried, acompaña al director del CIEDS, Martín Bascopé, en la presentación de la charla de Louise Chawla. © Comunicaciones Cedel UC. 

 

El III Congreso Internacional de Educación para el Desarrollo Sustentable reunió reflexiones, experiencias e investigaciones en torno a la sustentabilidad y los desafíos a los que nos enfrentamos en la actualidad, encuentros que se pueden revivir desde el sitio web del CIEDS 2022, CIEDS.cl

Más de 100 investigadores e investigadoras relacionadas al mundo de la educación se congregaron en el III Congreso Internacional de Educación para el Desarrollo Sustentable, CIEDS 2022, realizado el 5, 6 y 7 enero. El encuentro es una iniciativa desarrollada por el Centro UC de Desarrollo Local en colaboración con otras instituciones y que, durante su tercera versión, se realizó en formato híbrido con la presencia de tres oradores principales.

Así, el Congreso contó con un ciclo del programa Ciencia Abierta de Explora La Araucanía, con las charlas magistrales de la profesora de Ciencias de Ángol y Global Teacher Prize Chile 2019, Nadia Valenzuela; la profesora emérita de la Universidad de Colorado Boulder y encargada del programa de Diseño Ambiental de dicha casa de estudios, Louise Chawla; y el filósofo y sociólogo ambientalista, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Leff.

Junto a ellos, cuatro artistas nacionales acompañaron el encuentro desde el teatro, las letras y la música. Estos fueron la diseñadora escénica, académica de la Escuela de Teatro de la Universidad de Valparaíso y directora del estudio Dique5, Tamara Figueroa, la poetisa, profesora de filosofía y miembro del colectivo Rangiñtulewfü, Daniela Catrileo, el músico y docente en Waldorf Pucón, Matías Opazo, presentando su proyecto musical Matista”, y la profesora de violoncello en la Fundación Cultural Papageno, Rocío Hevia.

Este encuentro fue organizado por el Cedel UC junto al Programa Asociativo Regional Explora La Araucanía, el Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación (CEPPE-UC), el Centro de Estudios Interculturales e Indígenas (CIIR), el Centro de Justicia Educacional (CJE), la Plataforma de Investigación Interdisciplinaria NDE y el Centro de Desarrollo Urbano Sustentable UC (CEDEUS), con el apoyo de la Fundación Siemens Stiftunga través de su oficina para Latinoamérica. 

 LouisechawlaCIEDS

La profesora emérita de la Universidad de Colorado Boulder y directora del programa de Diseño Ambiental
de dicha casa de estudios, 
Louise Chawla, celebró, durante su charla magistral, el proceso político y
social que actualmente vive nuestro país. © Comunicaciones Cedel UC. 

 

Modalidad híbrida

Para el académico del Campus Villarrica UC, investigador del Cedel UC y director del CIEDS, Martín Bascopé, una de las notas altas del Congreso fue la participación del público dentro de un contexto digital. “Es muy interesante que, a pesar del agotamiento producido por el exceso de pantalla, producido por todo el año para todos los que trabajamos en educación, igual hayamos tenido una alta participación, algunos de manera sincrónica, en directo, y otros de manera asincrónica”. 

Esta versión del Congreso fue realizada en modalidad híbrida con ponentes y oradores que participaron tanto a distancia como de manera presencial desde el Complejo Interdisciplinario para el Desarrollo Sustentable, Michel Durand Q. (CIDS), de la Pontificia Universidad Católica de Chile en Villarrica, lugar desde donde se realizaron las transmisiones.

Pero, además, el encuentro incluyó la realización de siete talleres, cuatro en modalidad online y tres de manera presencial en distintos espacios del CIDS y del Campus Villarrica de la UC, con distintos socios presidiendo cada espacio, tales como el MIRAS Araucanía, Faro de Sustentabilidad, CEDEUS, Explora La Araucanía y el Instituto para el Desarrollo Sustentable (IDS).

 banner talleres presenciales CIEDS

El académico del Campus Villarrica e investigador del Cedel UC, Andrés Ried, desarrolló el taller "Explorando mi Territorio", mientras que el director del CIEDS, Martín Bascopé y el académico del Campus Villarrica, Pablo Guitérrez, dictaron el taller "Faro de Sustentabilidad". Por otra parte, la ingeniera agrónoma y coordinadora general del Museo Interactivo Regional de Agroecología y Sustentabilidad, MIRAS Araucanía, estuvo a cargo de dictar el taller "De la Huerta a la Mesa". © Cristóbal Saavedra, Campus Villarrica UC.
 
 

Desafíos para el futuro

“Los cambios que hemos sufrido como país, pero también como planeta, nos han dejado frente a nuevos escenarios que nos exigen participar en la resolución de estos conflictos”, señala el director del Centro UC de Desarrollo Local, Gonzalo Salazar, respecto a la misión del Congreso, que, según complementa, “se convierte en un semillero de grandes iniciativas en los más diversos ámbitos que vienen a aportar a esta misión y eso, sin duda, es un aporte invaluable para el conocimiento y las ciencias”.

En ese sentido, Bascopé señala que uno de los desafíos para poder fortalecer lazos entre los y las participantes del Congreso, está en el retorno a la presencialidad durante una próxima versión, como una oportunidad para generar redes sólidas de colaboración. 

“Para volver a generar lazos presenciales entre academia y actores educativos que estén llevando programas de educación para el desarrollo sustentable”, explica Bascopé, “integrando a la comunidad latinoamericana que cada vez se ha ido haciendo más grande en este Congreso, pero que esperamos se vaya consolidando en las siguientes versiones”.

 

lanzamientolibroCIEDSOK

Al cierre del CIEDS 2022, el académico del Campus Villarrica, Martín Bascopé, presentó junto al investigador del CEPPE-UC,
Cristóbal Villalobos, el libro "Ciudadanía, Educación y Juventudes. Investigaciones y debates para el Chile del futuro", espacio que
fue moderado por la directora de Investigación del Campus Villarrica, Karina Cárdenas. © Comunicaciones Cedel UC. 

 

Parte de una red

La inauguración del Congreso contó con la participación del coordinador de la Red de Centros y Estaciones Regionales UC (RCER UC), Sergio Guitart y de la representante de la oficina regional para Latinoamérica de Siemens Stiftung, Ulrike Wahl.

Para Guitart, esta oportunidad resalta el rol que tiene el Centro dentro de una red que busca posicionarse en los territorios a través del trabajo realizado por cada una de sus estaciones. “El CIEDS es una instancia muy importante para la RCER porque permite fortalecer las interfaces y estrategias con que la red contribuye con el desarrollo territorial sustentable”, señaló.

Por su parte, Wahl calificó el encuentro como un “importante hito en la agenda regional de la Red STEM Latam que coordina la fundación Siemens Stiftung (…) uniendo fuerzas para avanzar con acciones concretas desde la escuela para y con la comunidad, con miras a aportar al desarrollo integral en entornos muy diversos". 

 

Un repositorio abierto

Las presentaciones, trabajos y experiencias que se revisaron en el Congreso desde el 5 al 7 de enero ya se encuentran disponibles en el portal del CIEDS 2022, repositorio que permanecerá disponible para la revisión de los conversatorios.

“Queda como un repositorio abierto de experiencias en educación para el desarrollo sustentable”, asegura Martín Bascopé, “y que fueron seleccionadas desde las mismas bases, donde postularon diversos actores educativos con sus iniciativas”.

Si quieres revivir el Congreso, sus charlas magistrales, presentaciones artísticas y paneles, puedes hacerlo directamente desde su sitio web en CIEDS.cl, donde encontrarás el acceso directo a cada una de las transmisiones realizadas. 

A continuación, revisa también el registro gráfico realizado por la agencia Keep Ideas:

Cieds Speakers WEB

La imagen corresponde a un encuentro presencial realizado en el Parque Nacional Conguillío junto a comunidades aledañas y municipios de las comunas colindantes.

 

El proyecto es mandatado por CONAF y busca entregar mayor capacidad resolutiva a las comunidades que conviven con las áreas protegidas, comenzando con un piloto realizado en La Araucanía.

Continuando con un proyecto que se viene desarrollando desde 2019, investigadores del Centro UC de Desarrollo Local se reunieron durante noviembre y diciembre con actores relevantes de los Parques Nacionales Conguillío y Nahuelbuta, en un trabajo que busca definir las líneas para un modelo de gobernanza local donde las comunidades que se ven impactadas por áreas protegidas tengan una voz vinculante en las instancias de gestión de las mismas.

Este proyecto corresponde a un Bien Público para la Competitividad Regional financiado por CORFO y mandatado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) con la participación de la Subsecretaría de Turismo, y plantea una oportunidad hacia la modernización de un modelo que, hoy por hoy, solo ofrece un espacio consultivo a las comunidades aledañas y a otros actores sociales con intereses en áreas silvestres protegidas.

Así, el proyecto es desarrollado por la Pontificia Universidad Católica de Chile a través del Cedel UC junto a TKO Consultores, y ha contemplado diversas etapas y actividades, como la aplicación de un taller VES (Visitor Experience Strategy), una metodología desarrollada en Canadá y que busca caracterizar a los visitantes de los parques. 

 

Una experiencia piloto

“Lo que se busca es generar una experiencia piloto que se haga en La Araucanía en el Parque Nacional Conguillío y el Parque Nacional Nahuelbuta”, señala el investigador principal del proyecto, el académico del Campus Villarrica e investigador del Cedel UC, Pelayo Benavides, “este nuevo modelo de gobernanza de alguna forma tiene que ayudar en el orden y las actividades de comunidades aledañas a los parques”.

“La idea del proyecto es justamente tratar de buscar un mecanismo de gobernanza para poner de acuerdo a esta diversidad de intereses”, agrega el investigador del Cedel UC, Paolo Perasso, que forma parte del proyecto, “que sean igualmente orientadas a la conservación, pero que estén abiertas a las comunidades locales, a los gobiernos locales, de una manera participativa, donde puedan incidir”.

Es por ello por lo que los encuentros convocan a actores sociales de diversos sectores. Así, han participado representantes de las comunas de Melipeuco, Curacautín, Cunco y Angol, tanto de sus municipios como de sus cámaras de turismo, comunidades mapuche de las zonas, así como a representantes de CONAF, guardaparques y representantes de la Subsecretaría del Turismo.

 

Acuerdos y desacuerdos

Los encuentros buscan generar acuerdos para definir una versión final de un modelo de gobernanza que sea pertinente a las necesidades de todos los grupos participantes. 

En este contexto, en el inicio de los encuentros presenciales en el Parque Nacional Conguillío, miembros de las comunidades mapuche manifestaron diferencias respecto al proceso de organización para discutir la propuesta del modelo, lo que para los investigadores demuestra la voluntad y compromiso por parte de las y los participantes, así como parte de las complejidades de aunar voluntades y puntos de vista de diferentes participantes.

Este proyecto genera muchas expectativas porque es una demanda muy profunda por parte de las comunidades de querer participar de esta manera”, explica Perasso, agregando que, ante el conflicto presentado, “inmediatamente se generó una solidaridad con el problema desde otros actores”.

Y es que el proyecto no solo busca entregar un espacio de conversación a los actores relevantes para los parques, si no que generar las bases de un proceso democrático que acompañe la toma de decisiones estatales, y donde todas las voces involucradas sean escuchadas, lo que comanda el compromiso transversal de los y las participantes.

En ese sentido, Pelayo Benavides explica que entre los diferentes actores existen diversas complejidades y distintos niveles de poder de incidencia en la práctica, lo que pone el énfasis en las motivaciones que se puedan provocar entre los actores invitados a participar.

“Cómo se hace la bajada de que esta conversación convoca a todos y a todas por igual (…) yo creo que es parte del desafío del proyecto y es lo que ya hemos visto en las reuniones en terreno o en las reuniones virtuales con los distintos actores”.

 

Hacia nuevos paradigmas

Este proyecto marca un precedente relevante al momento de revisar las direcciones que ha tomado la participación de las comunidades en la toma de decisiones que afectan su entorno. 

“En Chile existe una lógica de fortress conservation, que es una conservación de fortaleza”, explica el académico del Campus Villarrica, “donde las comunidades aledañas y los visitantes son muchas veces vistos como una amenaza porque el foco está puesto en la preservación y conservación del lugar”.  

Según explica la literatura internacional en antropología medioambiental, las áreas protegidas corresponden a un constructo sociocultural moderno que obedece a una lógica y a una visión de la naturaleza. Es aquí donde se produce una dicotomía entre las visiones impuestas y colonizadas, frente a las prácticas y tradiciones que conservan las comunidades aledañas en torno a estas áreas.

El investigador asegura que este sería uno de los aspectos fundamentales que estarían cambiando con el desarrollo de proyectos como este, que dan cuenta, además de los procesos sociales que se han vivido en el país durante los últimos años. “En el fondo es el vincularse y ver que estos lugares también tienen sentido para estos actores, porque se vinculan históricamente a las personas”, agrega.

Actualmente, las comunidades que han participado de los talleres han avanzado en la definición del modelo, lo que, según explica el investigador Paolo Perasso, “tiene que ver con elegir a los representantes del directorio y avanzar en el reglamento, para dejar la gobernanza en marcha una vez que termine este proyecto”.

Durante los últimos días de enero se realizará el seminario de cierre del proyecto, donde se presentará el modelo definido junto a las comunidades y los alcances de este. ¡Atent@s a nuestras redes sociales!

Un análisis efectuado por el investigador CAPES y Cedel UC, José Tomás Ibarra, en conjunto con investigadores e investigadoras del Centro CERES, y de las universidades Católica de Chile y Católica de Valparaíso, buscó determinar el potencial de una nueva constitución con enfoques sociales y ecológicos, en el marco del actual proceso constituyente que vive nuestro país.

En el paperpublicado en la revista Sustainability, los autores analizan en profundidad una serie de conflictos socioambientales presentes hoy en Chile asociados a actividades industriales, tales como la agricultura intensiva, la silvicultura, la minería, la pesca y acuicultura, y la industria energética, además de fenómenos como la parcelación de los suelos y la contaminación urbana.

En opinión de los investigadores, estos conflictos —que hablan de desigualdad en el acceso al agua, la degradación de los suelos, la contaminación por metales, la sobreexplotación de recursos y el desplazamiento de comunidades rurales e indígenas— están estrechamente vinculados a la normativa constitucional vigente, “siendo una de las principales razones”, acotan, “la transferencia de derechos de propiedad sobre tierras y aguas sin consideración por el bien común”.

A través de un articulado que consagra “la libre apropiación de bienes comunes como un principio general constitucional”, señalan que la actual Constitución, generada en dictadura, privilegia el derecho a la propiedad privada por sobre la protección de los recursos naturales como una regla general de nuestro sistema legal, llevando a la abismal inequidad territorial existente en el acceso de las personas a estos recursos y su derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación.

“Un escenario de injusticia ambiental ocurre cuando ciudadanos y ciudadanas sienten vulnerabilidad en su salud y sus vidas debido a su situación socioeconómica, en particular por el territorio donde viven”, explica Ibarra.

“Nuestro análisis de conflictos socioambientales en Chile muestra múltiples casos sobre cómo personas y comunidades tienen derecho a una protección desigual por parte de regulaciones ambientales y de salud pública, sólo por el hecho de nacer o vivir en determinados territorios a lo largo del país”, afirma. Esta heterogeneidad de conflictos y las diversas industrias a las que involucra, sugiere que los conflictos medioambientales responden a un problema sistémico, más que a problemas particulares para cada zona.

 

 

Medio Ambiente: una demanda generalizada

Esta desigualdad, de hecho, es refrendada por el sentir ciudadano. A través de una encuesta realizada a 800 personas mayores de 18 años entre abril y mayo de 2021, la investigación determinó que estos conflictos resultan un catalizador al momento de definir una preferencia política, por ejemplo, al elegir a candidatos a la Convención Constitucional.

“La preocupación por el medio ambiente no es un fenómeno reciente entre los chilenos”, comenta el investigador del Centro de Acción Climática de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y también autor del estudio, Marcelo Mena. “Esta pregunta llevan haciéndola por más de 10 años instituciones como IPSOS, CADEM, o el Instituto de Sociología UC. Todas las veces que ha habido encuestas nacionales de Medio Ambiente, las respuestas han sido consistentes. Hay una preocupación ambiental permanente que se ha dado, y nuestra teoría es que gran parte de esta valoración tiene que ver con un cuestionamiento a un modelo que trae beneficios para unos en desmedro de otros”.

La teoría se revela, también, a partir de la composición de la misma Convención. Y es que 105 de los 155 constituyentes elegidos presentaron en sus propuestas, durante el período de campaña, al menos tres principios medioambientales.

A este factor se suman otros tres elementos que, en palabras de Tomás Ibarra, harían del actual proceso constituyente “un escenario único para una constitución ecológica”.

“Según nuestro análisis un 79% de la ciudadanía apoya una nueva Constitución Ecológica, por lo tanto, existe un apoyo amplio de las chilenas y chilenos. Además, existe un apoyo transversal de los constituyentes para que la nueva carta magna sea una constitución basada en derechos, entre los que los Derechos de la Naturaleza aparecen genuina y recurrentemente, y, por último, las comisiones de trabajo de la convención, al menos la de medio ambiente y la de sistemas de conocimiento, han integrado múltiples insumos de carácter socioecológico desde la ciudadanía (como audiencias públicas y cabildos)”.

 

Una Constitución ecológica

Como aporte a la discusión, el documento sugiere considerar la confección de una Constitución con una perspectiva ecológica —más allá de una perspectiva medioambiental— con el fin de considerar no solo las problemáticas que afectan a nuestros recursos naturales, sino que también los impactos sociales derivados de estos aspectos.

Para ello, los autores proponen la inclusión de derechos territoriales en la nueva Carta Magna, “como un principio crucial para alcanzar justicia socioambiental en Chile”. “Estos derechos”, declaran, “debieran entenderse como un reconocimiento a la heterogeneidad de los ecosistemas y herencias culturales existentes en Chile, así como una oportunidad para generar jurisdicción local para temáticas socioambientales de acuerdo sus respectivos contextos territoriales”.

Al hablar de “derechos territoriales”, en contraste con los “derechos de propiedad”, los investigadores se refieren al derecho a crear leyes concernientes a la propiedad de los bienes raíces, poniendo atención a las preocupaciones ambientales y los derechos sobre los recursos e institucionalizando un principio de sustentabilidad en el ordenamiento legal. “Abogamos por una perspectiva de largo plazo en la nueva Constitución, bajo la cual el desarrollo económico no se produce a expensas de los ecosistemas, sino que reconozca su dependencia hacia éstos”, señala el documento.

Por último, los autores sugieren el establecimiento de estos derechos mediante una planificación territorial basada en los límites naturales de nuestras cuencas hidrográficas, las que, según un reporte nacional elaborado en 2014, ascienden a 129 a lo largo del territorio.

En el trabajo, éstos proponen un ordenamiento que agrupa estas cuencas según los ecosistemas donde intervienen, generando, así, áreas que podrían ser gestionadas de forma similar. En el paper, los investigadores presentan 7 potenciales ecorregiones (Altiplano andino; Desierto de Atacama; Bosque matorral y esclerófilo; Bosque valdiviano; Estepa andina; Bosque sub-antártico, y Campos de hielo patagónicos), concentradas en 5 macrozonas: macrozona Norte, Norte-Centro, Central, Centro-Sur y Sur Austral.

“Imaginamos que la planificación territorial ayudaría a conseguir un desarrollo socioeconómico equilibrado de las distintas regiones del país, el manejo responsable de los recursos naturales, justicia ambiental y una mejora en el bienestar de sus habitantes”, concluyen.

«Social-Environmental Conflicts in Chile: Is There Any Potential for an Ecological Constitution?» también contó con la participación de los investigadores Maite Berasaluce y Pablo Díaz (autores principales), de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV); Paulina Rodríguez, del Instituto de Geografía de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y Juan Luis Celis y Pedro Mondaca, también de la PUCV.

 

La comisión de Medio Ambiente de la Convención Constitucional durante una visita a Coronel (© El Keltehue).

 

Texto: Comunicaciones Cedel UC y CAPES
Créditos imágenes: El Mostrador / El Keltehue

Un análisis que estudió las relaciones humano-animal en paisajes agrícolas caracterizó los principales factores que movilizan la eliminación de estas especies.

Con una encuesta aplicada a 233 personas de paisajes agrícolas de La Araucanía, el investigador del Centro UC de Desarrollo Local y académico del Campus Villarrica, Dr. Nicolás Gálvez, lideró una investigación que contó con la colaboración de la Universidad de Kent y la Universidad de Bangor, ambas de Reino Unido, donde se buscó caracterizar las problemáticas que se dan en las relaciones humano-animal en paisajes rurales, específicamente en desmenuzar las razones de por qué las personas matan a depredadores nativos y domésticos. 

De esta manera, los resultados principales publicados en el la revista Frontiers in Conservation Science en el artículo denominado “Drivers of Predator Killing by Rural Residents and Recommendations for Fostering Coexistence in Agricultural Landscapes”, muestran que las especies más visibles como zorros, aves rapaces diurnas y perros domésticos son eliminadas en mayor proporción en estos paisajes, mientras que aquellas especies más difíciles de observar, como la güiña, el chingue o el puma, presentaron una menor proporción.

 

AnimalPortrait NicolasGalvez Puma Puma concolor in forested ravine 1

 

Protegidos por la ley

La eliminación de un animal pasa a ser la interacción más negativa en el ámbito de la relación humano-animal y por ende tiene implicancias importantes en la coexistencia con fauna silvestre. Es por ello por lo que el estudio se enfocó en depredadores nativos como mamíferos carnívoros tales como Puma, Quique, Chingue, Güiña (este último el felino más pequeño de las américas y listado como Vulnerable en la IUCN Red List desde 1996), Zorro culpeo y chilla y también aves rapaces diurnas. 

Todas estas especies se encuentran protegidas por la Ley de Caza, debido a la importancia de los  roles que juegan dentro de los ecosistemas. Con esto nos referimos a la dispersión de semillas o control de plagas, entre otros. 

Además,  pueden ser abundantes en paisajes agrícolas y frecuentemente son depredadores de ganado doméstico, como ovejas y gallinas. Es por ello que el estudio también incluyó, como medida comparativa, las percepciones sobre especies consideradas plaga cuya caza está permitida, tales como conejos, liebres y jabalíes, además de incluir a perros domésticos debido su impacto sobre la pequeña ganadería. 

También, se definieron cinco dimensiones para evaluar qué factores inciden en matar a alguna de estas especies: factores sociodemográficos y economía del hogar, las pérdidas de ganado doméstico reportadas por entrevistados, la frecuencia de encuentros con depredadores reportada, el conocimiento sobre el estado de protección legal y la tolerancia hacia la depredación de ganado.  

 

Encuesta anónimas

Dado que matar a un animal puede ser algo delicado e ilegal, la investigación ocupó una técnica de muestreo que permite completa anonimidad y seguridad en las respuestas.  Esta técnica, llamada Random Response Technique (RRT) en inglés, ocupa un elemento que introduce aleatoriedad en las respuestas y, en base a probabilidades, permite estimar la proporción de personas que han incurrido en el comportamiento estudiado.  Adicionalmente se pudo evaluar qué factores inciden en las respuestas de las personas entrevistadas. 

Así, los principales depredadores de ovejas fueron pumas y perros domésticos. En cambio, en cuanto a gallinas, 3 de cada 4 encuestados señalaron haber sufrido la depredación de aves rapaces diurnas con mayor cantidad por año, seguidos por zorros (50%) y guiñas (16%). Por otra parte, en términos de tolerancia a la depredación, las especies que se toleran menos fueron perros domésticos, aves rapaces diurnas y güiñas. 

 

La necesidad de medidas concretas

El Dr. Nicolás Gálvez, primer autor y co-director del laboratorio de ecología de vida silvestre y coexistencia en la UC Campus Villarrica e investigador del Centro UC de Desarrollo Local, comenta que “este estudio es el primero en estimar los niveles de eliminación de depredadores nativos en espacios rurales ocupando técnicas que permiten total anonimato y por ende puede ser usado para evaluar intervenciones asociadas a nuestras recomendaciones y que apunten a disminuir estos eventos”. 

“Es de suma urgencia que las dinámicas de perros de movimiento libre sean abordadas de manera efectiva en los espacios rurales ya que fue una de las principales demandas durante las entrevistas”, señaló.

Por su parte, la co-autora y profesora del Instituto de Ecología y Conservación (DICE) de la escuela de Antropología y Conservación de la Universidad de Kent, en Reino Unido, Dra. Zoe David, señaló que “nuestro trabajo resalta la necesidad de conservacionistas de entender los impactos económicos, físicos y psicológicos que pueden tener los predadores en las personas.  Una vez que este conocimiento es levantado, se pueden desarrollar intervenciones basadas en evidencia que pueden ayudar de manera genuina a los depredadores y las personas a coexistir en un mismo paisaje”.

 Chilla 1

 

Resultados y recomendaciones

Revisa a continuación los principales resultados de esta investigación: 

  • Un 10% de encuestados dice haber eliminado a un gato Güiña, en cambio más del 40% dice haber eliminado a alguna de las aves rapaces nocturnas incluidas.  Para ambas especies, su eliminación se asocia cuando las personas reportan una mayor frecuencia de encuentros con las mismas.  Adicionalmente, existe una baja tolerancia a la depredación de gallinas por parte de aves rapaces diurnas lo que también incidió como factor en su eliminación por parte de encuestados. 
  • Entre un  30-40% de los encuestados dijeron haber eliminado al menos un perro doméstico.  Matar perros domésticos estaría explicado por el daño económico percibido por parte de encuestados y expresado en el número de ovejas muertas al año por este carnívoro doméstico. Adicionalmente,  existe una  baja tolerancia hacia la depredación de ovejas por parte de este carnívoro doméstico lo que también incide en una mayor probabilidad eliminación (Ej. Sobre el 60% eliminaría a un perro si éste matara sólo 2 ovejas, en comparación con un 11% de personas que matarían un Puma si éste matara las mismas 2 ovejas).    
  • Finalmente, un 35% de las personas dice haber eliminado alguna de las especies de Zorro (i.e. culpeo o chilla) lo que se  asociada a personas que en mayor grado dependen económicamente de las actividades agrícolas realizadas en su propiedad.

En resumen, los investigadores plantean lo siguiente:

  • Para ninguna de las especies un entendimiento correcto de las leyes que las protegen fue un factor que incidiera su eliminación.  Es decir, las leyes  no son suficiente para disuadir matar a un animal y por ende determina la necesidad de ocupar  estrategias complementarias.
  • Se recomienda orientar esfuerzos para mejorar el manejo de ganado doméstico y el uso de elementos disuasorios, tanto en relación a ovejas como gallinas, para reducir potenciales encuentros que puedan terminar en muerte de las especies nativas. 
  • Las motivaciones para eliminar depredadores no es económica salvo para perros domésticos.  En su mayoría se explica por el grado de tolerancia o frecuencia de encuentros con depredadores nativos.  Por ende es de suma importancia realizar campañas efectivas de marketing social para mejorar las percepciones y tolerancia sobre las especies que puedan influir  en una respuesta más positiva frente a los encuentros con estas especies. 
  • En este sentido también es importante campañas que reduzcan el movimiento libre de perros domésticos en estos paisajes y abordar la reticencia de dueños de perros en restringir este movimiento.  Los altos niveles de encuestados que han eliminado perros asociado a la perdida de ganado doméstico y la baja tolerancia nos indica que es urgente abordarlo tanto por el bienestar de los perros domésticos, como para la fauna silvestre y el ganado doméstico. También es un llamado a las autoridades a abordar esta temática de manera urgente ya que está afectando de manera importante a las comunidades rurales.

 

Conclusiones del estudio

Los investigadores aseguran que la identificación de factores relevantes en la muerte de animales de interés para la conservación tales como depredadores nativos, ofrece la posibilidad de realizar intervenciones más enfocadas como mejorar cierres para aves de corral para el caso del gato güiña y aves rapaces diurnas. A esto se suma el uso de elementos disuasorios para reducir posibilidades de encuentro,  y también el uso de marketing social que permita mejorar el resultado cuando los encuentros si ocurran y para aumentar la aceptabilidad social de restringir el movimiento de perros domésticos. 

 


resumen gráfico nico gálvez